El maíz ve las malas hierbas

Clarence J. Swanton investigador de Ontario dice que la reacción negativa del maíz a las malas hierbas puede tener más que ver con “ver”, valga la redundancia, que la competencia que suponen estas por los nutrientes, la humedad o la luz solar.

“Que las malas hierbas compiten con los cultivos por la luz, la humedad y los nutrientes es una de las teorías que todos hemos oído alguna vez”, admite Clarence Swanton.

Pero el científico experto en malas hierbas de la Universidad de Guelph en Ontario dice que puede haber un giro algo diferente a esa creencia sobre cómo las malas hierbas afectan en el desarrollo temprano de los cultivos – y en última instancia, al rendimiento potencial. El maíz puede reaccionar negativamente al “ver” una mala hierba cerca.

Las hojas de maíz son capaces de detectar la luz reflejada desde la superficie de las hojas de las malas hierbas adoptando una estrategia de crecimiento para superar la amenaza. Cuando emergen las malas hierbas al mismo tiempo que el cultivo, el fitocromo contenido en las células de las plantas identifica el rango particular de las frecuencias de la luz reflejada por la mala hierba y hace que el maíz adopte una estrategia de crecimiento para evitar la sombra.

La opinión de Swanton sobre el momento crítico en el que se debe proteger a las malas hierbas no es diferente a la de otros científicos y consultores en el sector agrícola. “El hecho es, que el control de las malas hierbas de forma temprana, antes de la emergencia del cultivos es muy importante.”

“Uno de los mensajes que quiero que se lleven a casa hoy“, dijo a los asistentes en la decimosexta Conferencia Nacional de Labranza, “es que si vas a cometer un error en el momento de controlar las malas hierbas, hazlo temprano. No cometas el error por llegar tarde”.

“El momento de aparición de las malas hierbas es realmente la clave. Eso es lo que dicta lo competitiva que es una mala hierba “.

Swanton añade que la densidad de las malas hierbas, según las especies, juegan un papel en la competitividad de esa hierba con la cosecha, pero la clave principal está en el momento en que aparece en relación con crecimiento del cultivo. “Cuanto más tiempo puedas alargar la salida de la mala hierba y dejar que tu cultivo crezca, menos competitiva será”

Swanton concluyó que las plantas de maíz jóvenes que crecen en un campo con malas hierbas tienen las siguientes características:

  • Son un 17% más altas
  • Tienen un 45% más de superficie foliar
  • Tienen un 40% más de peso seco de hojas

Más info en: http://www.plant.uoguelph.ca/cswanton

Dejar un comentario